Seguidores

viernes, 5 de septiembre de 2014

Lo que "se esconde o se tapa o se disimula o se ignora o se subestima o se minimiza porque avergüenza" a la propia mirada o a la de los otros es aquello o aquel o aquella que pone de manifiesto lo que no está integrado por y en nosotros ni aceptado. ¿Escondés situaciones? ¿Escondés objetos? ¿Escondés sensaciones-emociones-pensamientos-sentimientos, escondés vínculos? ¿Escondés... "personas"?
Lo que se oculta queda replegado en sí mismo, desplazado de la luz, confinado a las sombras, allí puesto por nuestra propia mano. Crecerá, pues, desnutrido, alejado del Amor que todo lo transparenta. Dejará de ser auténtico para convertirse en algo espurio.
Tus vergüenzas hablan de tus prejuicios y estos de tus miedos y ellos de tu ignorancia, que se esconde en tu cara sombría, desamorada, opaca...
Negar lo innegable es actitud de necios y, si ya no, al menos alguna vez todos lo hemos sido o lo seremos.

No es posible tapar el sol con el dedo...