Seguidores

lunes, 12 de septiembre de 2016

Allende la más arriesgada de todas las especulaciones científicas, hay la vastedad incalculable de un Universo vivo y, por esto, palpitante. A cada paso que das, el cielo que te cobija se deja ver infinito e impensable.
Acaso, sólo quede librado al completo dominio de la contemplación la grandeza mayúscula de su cuerpo fulgurante, en medio de la oscuridad más absoluta.