Seguidores

viernes, 26 de diciembre de 2014

Ante mis ojos,
la risada melena de un río leonino.
Le eriza la piel la brisa costera
montándole una miríada de mansas crestas
que murmuran un canto sereno,
hipnótico,

embelezante ...