Seguidores

sábado, 7 de febrero de 2015

Si hay luz, hay colores.
Siguen abiertas mis ventanas de par en par.
Que se inunde esta estancia mía de cielo, de sol, de alondras. Que traigan sus gorjeos el dulce canto de la Vida, incansablemente amanecida sobre el horizonte de mi humanidad.