Seguidores

miércoles, 24 de agosto de 2016

Cuando alcanzamos la comprensión de que la Fuerza de Vida, el Soplo del Espíritu, pulsa en cada onda de energía que es, “al mismo tiempo”, partícula constituyente de átomos, moléculas, células, tejidos, órganos, sistemas, mega sistemas, redes, universos infinitamente entramados entre sí, reconocemos la Presencia de Dios que Es Todo, siendo iluminados por la certeza del Ser Unificado que la Creación Es.