Seguidores

sábado, 9 de septiembre de 2017

Para quien se otorga el permiso de levantar la mirada hacia lo alto, la bóveda celeste reserva el privilegio de un espectáculo tan magnífico como inspirador.
El cielo, como la Vida, está siempre a la vista. Sólo lo ve el que lo ve...