Seguidores

miércoles, 13 de septiembre de 2017

Llevamos dentro de nosotros el mismo impulso de vida que puja en cada criatura. Cuando el medio se muestra favorable, ese germen latente irrumpe en el mundo de las formas y con el ímpetu que el Espíritu le provee se abre paso y prospera en el acto creativo.

Educar no es "formar/ formatear", sino guiar, facilitar, favorecer, acompañar amablemente al otro en su "autodescubrimiento".