Seguidores

lunes, 23 de junio de 2014

INFINITO JÚBILO, la OSCURIDAD del ETÉREO MOMENTO que trae hasta mí la PLACENTERA MUSICALIDAD de una dicha IMPENSABLE.

FÉRTIL y ELÁSTICA, se despliega mi SONRISA desde el NÚCLEO INMUTABLE y vierte, en el DESIERTO, el REVÉS de un PENTAGRAMA hecho PÉTALO. 
La FORTUNA es un LABERINTO.