Seguidores

domingo, 22 de junio de 2014

La "sabiduría" no se facilita, no se le procura a alguien, de ninguna manera. 
"Es la resultante, espontánea y natural", de un proceso que está comenzando y finalizando, permanentemente, en cada uno de nosotros y, por esto, guarda sus propios tiempos para cada quien.