Seguidores

miércoles, 28 de noviembre de 2012

Desde el COSMOS, se oye
el claro rugir del DRAGÓN.
Y SENTIR en SILENCIO,
la llama del CRISTO
arder INAGOTABLE

como INAGOTABLE es
el VIENTO
que me vuelve MENSAJERA,
COMPLETA en mí misma,
CANDELA del SOL,
SINCERIDAD de palabras,
SIEMPRE ...