Seguidores

jueves, 1 de noviembre de 2012

Diría que no es poco apasionado el modo en que cada palabra se hunde en sus labios buscando las profundidades de lo no dicho, reclamando ... Y comienza a correr la pluma llevada por la mano intangible, ensayando lo nuevo, lo, aún, no manifestado ...


... No será de la noche el Silencio,
ni del día el Brillo cautivante.
No ha de ser de la boca el Aliento
que me entrega la Vida a cada instante ...