Seguidores

jueves, 1 de noviembre de 2012

Un suspiro,
la Vida.
Una caricia,
la Vida.
La mano que sujeta fuerte,
porque oprime o sostiene,
la Vida.
La furia de los vientos,
la Vida.
La alquimia del beso amado,
la Vida.
El dolor que ahoga,
la tristeza que ensombrece,
el sol de una sonrisa,
la Vida.
La incomprensión del que arrebata,
la Vida.
La gentileza del que derrama,
la Vida.
El encuentro hostil,
el abrazo tierno,
la mirada en silencio,
la Vida.
El acuerdo en el desacuerdo,
la Vida.
La similitud en la diferencia,
la Vida.
La palabra que esclaviza,
el verso que libera,
la melodía que acuna,
la Vida.
Siempre y Nunca,
Nada y Todo,
Alguien y Nadie,
la Vida.
("A ti, que, también,
callas y cantas ...")