Seguidores

miércoles, 28 de noviembre de 2012

LA BABA DEL DIABLO ES UNA VÍBORA DELGADA, PLEGADA SOBRE SÍ MISMA, CON DOS COLAS Y DOS CABEZAS, UNA Y UNA EN CADA EXTREMO. SE ARQUEA Y FORMA MUNDOS, DESHILACHA ESPERANZAS, SE DESDOBLA EN INMATERIALIDADES SOBRE UN FONDO NEGRO, COMPACTO, INEVITABLE, PERO TAMBIÉN ORGANIZA CORAZONES, CORAZONES VENCIDOS, CORAZONES FRACTALES, ALUCINADOS, MEDIO MUERTOS, MEDIO VIVOS. COMO VENA SANGRANTE DE LUZ, POR SU TUBO VITAL CIRCULAN FIBRAS INCONTABLES COMO CAPILARES Y ALGÚN BYPASS QUE OTRO RECUERDA QUE HA SIDO HERIDA DE MUERTE. HAY UNA MELENA DESFLECADA SOBRE SU FEMINEIDAD (RECOSTADA) COMO UNA PELUCA DE BRUMAS, NEBLINA EN EL OCASO, ATAJO MAL CENTRADO CAMINO HACIA LA RECTA FINAL QUE ES EL COMIENZO DEL SÍ MISMO. LENGUA SUTIL, CIEGA. ATRAVESADOS SUS OJOS POR UNA ESPADA DE TRANSPARENCIAS SÓLO VE LO QUE NO VE. PARECE QUE ANDA Y, SIN EMBARGO, FLOTA. PROMETE DESVANECERSE Y RÁPIDAMENTE REVELA EL ENGAÑO. ES CONSTANTE Y LUMINISCENTE. SU CRUZ ENLAZA RUMBOS A MITADES. INCOMPLETA, MAL ACABADA, CASI PERFECTA. EN SU LABIO SINIESTRO SE DIBUJA LA MUECA DE UNA BURLA. AHORA TE VEO. RECIÉN AHORA. TU ROSTRO VACÍO QUE MIRA 
HACIA EL ORIENTE.