Seguidores

jueves, 1 de noviembre de 2012

Me gusta lo anónimo. Tiene el encanto de la verdad que se oculta detrás de la palabra de cualquiera, de todos, de nadie...